La importancia de la vegetación para enfriar el planeta


Hay que recordar dos procesos básicos referentes a las plantas para entender cómo pueden afectar al cambio climático. Las plantas, para crecer, necesitan sol, agua y dióxido de carbono. Es lo que se conoce como proceso de fotosíntesis. En este proceso, simplificando, la parte verde de las plantas absorbe dióxido de carbono. Por otra parte, las plantas, como los demás seres vivos, transpiran y, a causa de este proceso, se enfría el ambiente. Para comprobarlo, no hay más que acercarse en verano a un parque suficientemente grande o, mejor aún, a un bosque. La temperatura es notablemente más fría.

Por tanto, no hay duda que las plantas afectan de manera global al cambio climático. Pero la novedad es que científicos de la Nasa tratan de predecir cuánto afectaría un aumento del tamaño de las plantas o de sus hojas al cambio climático. Ya que, si la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera aumenta, las hojas de las plantas y los árboles también serían mayores y, por tanto, se enfriaría el planeta.

Este fenómeno, conocido como retroalimentación, frenaría algo el calentamiento global, pero la pregunta es si sería suficiente para detener por completo el calentamiento que produce al cambio climático. Y la respuesta de la Nasa es, lamentablemente, que no. Aunque, desde luego, ralentizaría enormemente el proceso de calentamiento global.

Si se duplicara la cantidad de dióxido de carbono, según el cálculo de los científicos, de 350 ppm a 700 ppm, el calentamiento sería de 1,94 ºC por año. Pero, teniendo en cuenta la citada retroalimentación, el calentamiento se reduciría a 0,3 ºC por año a nivel global y a 0,6 ºC en la tierra. La diferencia no parece muy grande, pero es que cuando hablamos de clima, los parámetros son diferentes de los que acostumbramos a manejar. Como referencia, en los últimos veinte años, se registró un aumento de la temperatura de 0,1 ºC por década. En otras palabras, 0,3 ºC por año son el equivalente a treinta años de calentamiento.

La importancia de este estudio, por una parte, radica en que ayudará a precisar con mayor exactitud las predicciones climáticas, y, por otra parte, señalan la importancia de las plantas en el fenómeno del cambio climático; en concreto, su aportación al enfriamiento de la atmósfera.

2 comentarios

  1. Seria bueno que todo los paises se preocupen por forestar y reforestar los bosques perdidos, producto de la tala indiscriminada, con el objeto de reducir el calentamiento global, no debemos quedarnos con los brazos cruzados, viendo que nuestro planeta muere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *