La pérdida de hielo en la Antártida se acelera

hielo-antartida
Los efectos del cambio climático se están notando en el deshielo desde hace ya algunos años. Pero, ahora, una nueva investigación, ha puesto de manifiesto que el deshielo se está produciendo más rápido de lo que se esperaba en la Antártida. De hecho, la velocidad se ha duplicado.

Deshielo

Un nuevo estudio de la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos ha puesto de manifiesto que cinco glaciares antárticos han duplicado la tasa de pérdida de hielo en los últimos seis años.

Además, también se ha detectado que, como mínimo, uno de estos glaciares podría estar en peligro de sucumbir a la inestabilidad oculta en el hielo antártico que se cree que es la que puede estar causando el flujo hacia el océano y aumentando, en consecuencia, el nivel del mar. Se trata del glaciar Thwaites.

La inestabilidad se mantiene

A pesar de la alerta lanzada por este estudio, no se ha podido determinar con exactitud la cantidad de hielo que se desprenderá del glaciar en los próximos 50 y 800 años por las impredecibles fluctuaciones del clima, según los investigadores, que apuntan a la necesidad de disponer de más datos.

hielo-antartida
No obstante, los investigadores sí han podido factorizar la inestabilidad en 500 simulaciones de flujo de hielo para Thwaites con cálculos exactos, que han sido realizados por el Instituto de Tecnología de Georgia, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y la Universidad de Washington.

Esta factorización concluyó que, a pesar de la divergencia de los escenarios, el posible desecandenamiento de la inestabilidad seguiría empujando el hielo hacia el mar a un ritmo más acelerado durante los próximos siglos. Una situación sobre la que indican que se produciría a pesar de que se detuviera el cambio climático.

Y es que los investigadores consideran que, si se desencadena esta inestabilidad, no es necesario que el aumento de la temperatura continúe forzando la capa de hielo porque seguirá por sí solo. Y esto es uno de los principales puntos de preocupación que aparecen ahora, aunque la investigación es clara: las variaciones climáticas serán importantes porque determinarán la rapidez con la que se moverá el hielo.

Artículos relacionados:

Se acelera el deshielo en la gran Barrera de hielo de Ross

El deshielo del Ártico afecta a más zonas del planeta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *