Niños malnutridos por el cambio climático


Debido al cambio climático, el precio de los alimentos subirá. Y, los más perjudicados serán los niños, muchos de los cuales sufrirán malnutrición. Los países en desarrollo tienen que adaptar su agricultura al fenómeno climático sin más demora, según indican expertos en alimentación y agua.

El Comité de la ONU sobre Seguridad Alimentaria ha advertido de que el mundo necesita un aumento de entre un 75 y un 90% en la producción de alimentos para alimentar los 2 millones de personas más que vivirán en 2050. El cambio climático puede reducir el rendimiento en la producción de alimentos entre un 5 y un 25%.

Los pobres son los más vulnerables. Y, dentro de los países pobres, los niños. Más niños desnutridos y pequeños agricultores especialmente afectados. Esas son las terribles previsiones par dentro de treinta años.

La organización Oxfam cree que los precios del arroz, el maíz y el trigo pueden llegar a aumentar hasta un 177% en los próximos veinte años si el calentamiento global continúa al ritmo actual. La sequía que ha sufrido Norteamérica este mismo año y la ola de calor de Rusia en 2008 no hacen más que confirmar estas previsiones.


El clima extremo se traduce en precios extremos. Las emisiones de gases de efecto invernadero continúan a un ritmo similar al de décadas pasadas, si no mayor. Si los países en desarrollo se quedan solos ante el cambio climático, millones de personas perderán sus tierras y medios de subsistencia. Hay que invertir en la capacidad de recuperación de las comunidades más pobres.

Críticas al mercado de carbono

Algunas soluciones son una correcta gestión del agua y de la tierra con variedades mejoradas de cultivos y estrategias para la diversificación de los cultivos tradicionales. Las nuevas tecnologías sirven de poco sin buenas políticas que las ayuden a desarrollarse. Sin financiación y una administración honesta, de nada sirven las innovaciones.

Algunos países Latinoamericanos, como Bolivia y otros, acusan a los países ricos de mercantilizar la naturaleza mediante el sistema de mercado de carbono. India, Argentina, Brasil, Uruguay, Nicaragua, Venezuela y Cuba opinan en esa misma línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *