Grupo Faustino, vinos que reducen su huella de carbono

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El sector vitivinícola va a ser uno de los más afectados por el calentamiento global. La calidad de algunos vinos franceses peligra, mientras que los vinos ingleses cada vez serán mejores. Algunas bodegas han comenzado a adaptarse el cambio climático. Es el caso del Grupo Faustino, en España.

El Grupo Faustino comenzó hace años esta adaptación al cambio climático. Se trataba de reducir su consumo de agua y energía, así como disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2). En 2005 comenzó a desarrollar el plan, pero no ha sido hasta ahora que ha obtenido la certificación de la huella de carbono para ocho de sus vinos.

Los ocho vinos que han obtenido esta certificación de huella de carbono pertenecen a cuatro denominaciones de origen distintas. La empresa certificadora ha sido Aenor, que ha calculado las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de ocho vinos de seis de sus bodegas: Faustino, Campillo y Marqués de Vitoria, de la Denominación de Origen Calificada Rioja; Portia, de Ribera del Duero; Fortius (Valcarlos), de Navarra; y Finca Los Trenzones (Leganza), de la Denominación La Mancha.

Aenor analizó todas las fases del ciclo de vida de los vinos, desde la recolección de la uva, con actividades como las horas de uso de los tractores en la vendimia o el consumo de diésel agrícola, la elaboración, con variables como el gasto de electricidad en la bodega, hasta su distribución, venta y consumo, analizando la producción y el transporte de las botellas, la elaboración de etiquetas y corcho, o el enfriamiento de las botellas. Incluso se ha calculado la gestión y transporte de los residuos, es decir, el reciclado de las botellas vacías. Un ciclo de producción muy largo.


Desde 2005, gracias a un programa de sostenibilidad medioambiental implantado, el Grupo Faustino ha rebajado un 20% su consumo de energía y un 30% el de agua. Pero no se va a quedar ahí. El objetivo es seguir disminuyendo el consumo de estos recursos hasta un 30%, así como las emisiones de CO2 y los residuos.

Corcho natural

Una de las medidas que más han ayudado en este compromiso ambiental ha sido reducir un 30% el peso de las botellas. Uno de los siguientes pasos será reducir las emisiones provenientes del transporte gracias a la renovación de la flota y otras medidas.

Se puede destacar, así mismo, que el grupo vitivinícola sólo usa corcho natural para taponar sus vinos, ya que los bosques de alcornoques absorben carbono.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *